Desde junio de 1987 y de manera ininterrumpida se han desarrollado estudios encaminados a encontrar vías de regeneración de la médula espinal. En este lapso hemos contribuido al conocimiento científico descifrando aspectos desconocidos de la lesión medular y planteamientos de nuevos esquemas de tratamiento que han sido presentados en los congresos mundiales más relevantes de esta área de la ciencia y publicados en revistas internacionales especializadas.

Esto representa una gran esperanza para miles de personas que sufren de parálisis ocasionada principalmente por accidentes y no sólo ellos se verán beneficiados, sino también personas afligidas por lesiones cerebrales, embolias, esclerosis múltiple, Alzheimer, así como otros trastornos que discapacitan al ser humano.

En México, este desafiante reto se lleva a cabo por un grupo de investigadores encabezados por el Dr. Ignacio Madrazo Navarro, quien ha obtenido avances significativos en el área de trasplantes al cerebro, que han merecido reconocimiento internacional, destacando en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y de la Corea de Huntington. Se han abierto así fronteras ilimitadas en las neurociencias, al demostrar en forma exitosa que es factible reestablecer en el ser humano las funciones perdidas del sistema nervioso central.

Proyecto Camina está ayudando a que estas personas tengan fe en el futuro y afronten valientemente la vida, a pesar de sufrir una de las experiencias humanas más devastadoras. Todos sabemos que no existe una solución inmediata, pero gracias al esfuerzo monumental de los médicos y científicos, que en diferentes partes del mundo han convertido el anhelo de curar la parálisis, no sólo en una parte de su vida, sino en la fuerza motriz que los impulsa a seguir luchando.

Como mencionábamos, en 1987, a través de generosas aportaciones y de la organización de eventos artísticos y culturales, logramos establecer el “Centro de Investigación Camina para la Regeneración de la Médula Espinal”. Las investigaciones que se desarrollan se hacen en colaboración con las principales instituciones académicas y de salud como lo son la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Salud (SS), entre otras.

Se requiere de enormes recursos, tanto humanos como materiales, para garantizar la continuidad y excelencia de nuestro trabajo. Las contribuciones que se reciben se aplican íntegramente a los proyectos de investigación en curso.

Nos comprometemos firmemente con todos aquellos que apoyan a Proyecto Camina, a no claudicar en nuestros esfuerzos y a luchar incansablemente hasta que encontremos ese método que nos permitirá curar la parálisis. Los avances obtenidos, la seriedad de nuestro compromiso y la importancia del fin que perseguimos, nos permiten solicitar su colaboración.