¿qUÉ ES LA LESIÓN MEDULAR?  

La lesión medular es una condición patológica, potencialmente devastadora.

Quienes sobreviven a la lesión, suelen presentar de por vida pérdida funcional extensa del sitio de la lesión hacia abajo, incluyendo parálisis, pérdida de sensibilidad y pérdida del control de esfínteres.

En la mayoría de los casos se produce por traumatismos (accidentes): 

La lesión medular también ocasiona alteraciones en diferentes órganos y tejidos, que contribuyen a empeorar la calidad de vida, interfieren con la rehabilitación e incluso pueden poner en riesgo la vida.

De estas alteraciones destacan la disfunción en los sistemas cardiovascular, respiratorio, gastrointestinal, renal, endocrino, cutáneo e inmunológico.

La American Spinal Injury Association (ASIA) estableció los criterios que indican la severidad de dicha lesión y su posible pronóstico, determinados por la ausencia o preservación de la función motora y sensitiva.

ESCALA DE INTENSIDAD DE LESIÓN MEDULAR según la asia: 

GRADO A

Lesión completa, ausencia de función motora y sensitiva por debajo del nivel de lesión, incluso en los segmentos sacros S4-S5*.

GRADO B

Lesión incompleta, preservación de la función sensitiva, pero no motora, por debajo del nivel de la lesión, incluyendo los segmentos sacros S4-S5.

GRADO C

Lesión incompleta, preservación de función motora por debajo del nivel de la lesión. Más de la mitad de los músculos clave por debajo del nivel de lesión con fuerza muscular** menor de 3 (incapaces de mover la articulación sobre la que actúan contra la gravedad).

GRADO D

Lesión incompleta, preservación de función motora por debajo del nivel de la lesión. Más de la mitad de los músculos clave por debajo del nivel de lesión con fuerza muscular igual o mayor a 3 (pueden mover la articulación sobre la que actúan contra la gravedad e incluso contra resistencia).

GRADO E

Lesión con recuperación total. Las funciones sensitiva y motora son normales.

¿Tienes lesión medular?