Mecanismos fisiopatológicos involucrados en alteraciones sistémicas y metabólicas secundarias a lesión medular

La lesión de la medulla espinal (LME) no solo produce parálisis y pérdida de la sensibilidad, también ocasiona múltiples alteraciones sistémicas y metabólicas que podrían ser potencialmente mortales, retrasan la rehabilitación e interfieren con la terapia con medicamentos. Algunas alteraciones metabólicas, incluidas las relacionadas con la composición corporal y el equilibrio hidroelectrolítico, han sido asociados con la parálisis y posterior atrofia muscular. La mayoría de las alteraciones sistémicas y metabólicas, sin embargo, se asocian con alteraciones en las funciones reguladas por el sistema nervioso autónomo. Las principales consecuencias de la desconexión de los centros espinales autonómicos de control cerebral incluyen entre otros: la disfunción de los sistemas cardiovascular, gastrointestinal, renal, endocrino y del sistema inmunológico. Las alteraciones son diferentes entre las primeras etapas de la lesión y la fase crónica.

Las alteraciones iniciales pueden estar relacionado con la pérdida de reflejos espinales (choque medular), mientras que en la fase crónica, la disfunción podría estar asociada con cambios plásticos en la médula espinal y otros tejidos. Al principio, los cambios responden a un intento por mantener la homeostasis. A modo de ejemplo, reportamos la asocian entre la baja motilidad del tracto gastrointestinal durante la lesión temprana y el reforzamiento de la neurotransmisión nitrérgico en el plexo mientérico.

Después del choque medular, se producen cambios estructurales importantes en las neuronas simpáticas preganglionares, así como formación de nuevos circuitos neuronales en los segmentos por debajo de la lesión que no son controlados por por el cerebro. Estos cambios pueden ser crucial para el desarrollo de complicaciones como la disreflexia autonómica. Una mejor comprensión de los mecanismos fisiopatológicos que intervienen en los mecanismos alteraciones sistémicas y metabólicas después de la lesión debe ser de gran utilidad para su manejo adecuado, así como para la optimización de la terapia farmacológicas en esta población.

Gabriel Guízar Sahagún, Gilberto Castañeda Hernández, Patricia García López, Rebecca E Franco y Bourland, Israel Grijalva, Ignacio Madrazo. Proc West Pharmacol Soc 1998;41(1-2):237-40.

 

Los comentarios están cerrados.